Ateísmo contra agnosticismo: ¿cuál es la diferencia?

Algunas personas optan por decir: "Yo no soy ateo, soy agnóstico", como una forma de suavizar el golpe cuando se explica su falta de creencia. Otros pueden llegar a ver los agnósticos como indecisos o personas que simplemente no se deciden por una opinión. Sin embargo, el agnosticismo no es un punto de vista independiente que existe fuera o entre el ateísmo y el teísmo, y no es mutuamente excluyente con el ateísmo. El agnosticismo responde a una cuestión completamente diferente que el ateísmo. El ateísmo es una respuesta a "¿Crees en la existencia de algún dios?" mientras que el agnosticismo es la respuesta a "¿Sabes si existe algún dios?" Por lo tanto, es muy posible ser tanto ateo como agnóstico: no se reclama que hay evidencia absoluta para refutar definitivamente cada definición de Dios, pero tampoco se cree que existan tales deidades.

Explicando el Agnosticismo

La palabra "agnóstico" viene de las raíces griegas que significan "sin conocimiento". Uno podría ser agnóstico acerca de muchas cosas, pero es más comúnmente utilizado en el contexto de las creencias religiosas. Cuando se trata de la creencia en una deidad, hay dos posturas básicas a seguir: o bien se puede creer que Dios existe, o se puede dejar de creer. Al examinar aún más esas opciones, sin embargo, hay cuatro posiciones para elegir, dependiendo de los conocimientos:

Atheism vs Agnoticism

  1. Teísta Gnóstico: Cree en Dios y "sabe" que esto es cierto.
  2. Teísta Agnóstico: Cree en Dios “sin conocer" si es verdad.
  3. Ateo Gnóstico: No cree en Dios y "sabe" que esto es cierto.
  4. Ateo Agnóstico: No cree en Dios “sin conocer" si es verdad.

La tercera reclamación se considera "ateísmo gnóstico" y de otra manera podría ser descrito como: "Yo creo y 'sé' que Dios no existe." El cuarto argumento, por su parte, es el ateísmo agnóstico: "Yo no creo que Dios existe, pero yo ‘no sé' si la no-existencia de Dios es verdadera". La diferencia entre estas afirmaciones es sutil pero importante de entender.

La Carga de la Prueba

Imagina que me acerco a ti con una aseveración poco probable: Tengo un duende de dos metros de altura que vive en mi armario. Yo soy la única persona que puede ver este duende, y él no deja ninguna evidencia física de su existencia. No hay manera de que alguien diga definitivamente que él no existe, pero tampoco puede ofrecer una sola prueba de que lo hace. Esta es la definición de una afirmación infalsificable.

Cuando se trata de una afirmación que es infalsificable, la carga de la prueba recae siempre en la persona que hace la afirmación. Hacer lo contrario sería invitar a lo absurdo. Tomemos, por ejemplo, cualquiera de los muchos experimentos de pensamiento respecto a las reclamaciones infalsificables que se han realizado, como el Monstruo de Espagueti Volador, el Unicornio Rosa Invisible o "El dragón en mi garaje" de Sagan y La Tetera de Russell. En cada caso, como en el ejemplo anterior del duende, el experimento mental consiste en una historia acerca de una criatura fantástica e imposible cuya existencia no puede ser totalmente refutada, sino que además no puede ser probada.

Aquí es donde el agnosticismo se convierte en una actitud valiosa para tomar en cuanto a la creencia teísta. Los ateos agnósticos admiten que no pueden probar definitivamente que no hay un Dios. Pueden, sin embargo, señalar la absoluta falta de prueba su existencia y optan por no creer.

Algunas Afirmaciones Pueden Ser Refutadas

La línea anterior de razonamiento se aplica únicamente a las afirmaciones infalsificables o reclamos que no pueden probarse como verdaderos o falsos. Mientras que esta descripción se aplica a muchas creencias religiosas, otras afirmaciones religiosas pueden, de hecho, ser refutadas con relativa certeza. Esto se debe a las propias afirmaciones son internamente inconsistentes y se descomponen ante la lógica.

Tomemos, por ejemplo, el Dios de Abraham, adorado por judíos, cristianos y musulmanes. Supuestamente, el Dios de Abraham es a la vez omnisciente, omnipotente y benevolente. Estos tres rasgos no pueden coexistir con el mundo que podemos percibir. Cuando se produce una catástrofe mayor y arrasa con miles de personas, es imposible afirmar que un Dios benevolente y omnipotente podría ser responsable.

O Dios es impotente sin poder para detener este tipo de desastres, o simplemente no le importa el sufrimiento de los seres humanos. Así, mientras que puede que no sea posible refutar la existencia de cada definición de Dios, sin duda es posible refutar dioses definidos con atributos contradictorios.

El Espectro de la Probabilidad Teísta

Dawkin's Scale

Al igual que con muchas facetas de la vida, el teísmo y el ateísmo se encuentran en un espectro en lugar de un binario estricto. Richard Dawkins popularizó la idea de un espectro de probabilidad teísta en su libro, El Espejismo de Dios. En ella, en realidad hay siete posiciones para sostener:

  1. Teísmo Fuerte, que afirma que el creyente sabe sin duda que hay un Dios.
  2. Teísmo De facto, donde los creyentes no son 100 por ciento seguros de que la existencia de Dios, pero lo consideran muy probable y viven sus vidas como si lo hiciera.
  3. Teísmo débil, donde el creyente no está del todo convencido, pero se inclina hacia la creencia en una deidad.
  4. Imparcialidad completa o agnosticismo puro, donde es igual de probable que sea verdadera o falsa la probabilidad de la existencia de un dios.
  5. El ateísmo débil, cuando una persona no está segura de si Dios existe, pero se inclina hacia el escepticismo.
  6. El ateísmo de facto, cuando una persona no es del todo seguro de que Dios no existe, pero considera que es muy improbable y vive su si no lo hiciera.
  7. Ateos fuertes, que creen con el 100 por ciento de certeza de que no hay Dios.

Según Dawkins, la posición seis es más común que la siete entre los ateos. Si va a evaluar sus creencias en la escala de Dawkins, ¿dónde se clasifica usted mismo?

If you like our posts, subscribe to the Atheist Republic newsletter to get exclusive content delivered weekly to your inbox.

Click Here to Subscribe

Donating = Loving

Heart Icon

Bringing you atheist articles and building active godless communities takes hundreds of hours and resources each month. If you find any joy or stimulation at Atheist Republic, please consider becoming a Supporting Member with a recurring monthly donation of your choosing, between a cup of tea and a good dinner.

Or make a one-time donation in any amount.